Cambios en beneficios

Los cambios en beneficios se fueron dando poco a poco. Los incrementos mayores en cuanto a beneficios se dan durante los años de 1968 a 1973 y se recogen en la Resolución de 1973. En 1978, respondiendo a las recomendaciones de los actuarios y expertos financieros y como única alternativa para mantener la solidez del Sistema se derogan algunos beneficios y se reestructuran las normas de participación. Esa reestructuración (Certificación 37, 1978-79 – CES) divide a los participantes en dos grupos; uno, los que tenían 20 o más años de servicio acreditados al 1 de julio de 1979 y el otro, los que tenían menos de 20 años acreditados y los de nuevo ingreso a partir de julio de 1978. Los participantes con 20 o más años de servicio acreditados conservaron los beneficios establecidos en la Resolución de 1973 y al segundo grupo se le aplican nuevas normas. El cambio de mayor trascendencia aplicable al grupo de menos de 20 años fue el cambio en la edad requerida para jubilación que cambió de 55 a 58 años y el no permitir la jubilación antes de los 55 años de edad. Los participantes que se entendían afectados adversamente iniciaron un movimiento solicitando se les devolvieran los beneficios perdidos. Como resultado de su negociación con el CES en 1989 se emite la Certificación 55 reestructurando nuevamente la participación y los requisitos para jubilación. La misma establece una serie de condiciones, aún vigentes, bajo las cuales los participantes afectados por la Certificación 37 pueden optar por mejorar sus opciones de pensión.

Nuestro inicio

Nuestra historia

Aspectos administrativos